CAPTURANDO MOMENTOS INCREIBLES

Existen sociedades o culturas que creen que cuando se fotografía a una persona se reproduce una imagen de ella, le roban el alma. Siempre me ha llamado poderosamente la atención ese pensamiento. Creo que atrapar una imagen, un contexto y un momento es algo mágico y que devuelve un poco el alma a algo que has vivido.